Carrera de autos clásicos en La Habana

Una docena de pilotos de automóviles clásicos de las décadas del cuarenta y cincuenta del siglo pasado disputaron ayer en La Habana una carrera de velocidad contra reloj que no pudo completarse por una indisciplina del público asistente. Solo se disputaron las pruebas con salidas controladas sobre una recta de 400 metros para los automóviles con motores de cuatro y seis cilindros, fabricados antes del 31 de diciembre de 1981, según explicaron portavoces de la Unión de Clubes, Autos y Motos Antiguas de Cuba (UCAMAC), organizadores de la carrera.

En Cuba se han realizado en años anteriores varios rallys de autos clásicos, pero esta vez la novedad que la hacía más atractiva consistía en que se trataba de una carrera de velocidad contra reloj individual. La competencia, en la que se inscribieron unos 30 vehículos, se quedó a mitad porque un grupo de los centenares de espectadores presentes se lanzaron entusiasmados sobre la pista donde se desarrollaba, en el centro turístico ‘Marina Hemingway’, situado al oeste de La Habana.

La indisciplina desbordó los límites posibles al no haberse instalado barreras de contención del público y los organizadores decidieron suspenderla en previsión de evitar un accidente. Quedaron impedidos de competir carros de ocho cilindros y los de ‘categoría especial’, que incluían verdaderas reliquias con más de 30 años de fabricados, pero con motores modificados. Un Fiat 125 fue el líder en cuatro cilindros y en la categoría de seis ganó un Ford de 1954.

Via | Globedia
Foto | Globedia