La caverna de Santo Tomás, un atractivo turístico

Considerada una de las cavernas más extensas de América Latina, Santo Tomás acoge en sus galerías a turistas europeos y de otros continentes, interesados en escrutar curiosas escenas del mundo subterráneo en Cuba. Asidos a la ladera de la montaña, centenares de viajeros ascienden hasta el nivel séptimo del majestuoso sistema, perteneciente a esta occidental provincia y el cual posee más de 46 kilómetros explorados hasta la fecha.

Provenientes de Francia, Alemania y Suiza, fundamentalmente, los recién llegados prefieren observar el panorama circundante desde un amplio balcón natural situado en la galería abierta al público, a unos 120 metros de altura, explicó a Prensa Latina Yudalsi Córdoba, especialista ambiental del Parque Nacional Viñales.

Abundantes formaciones secundarias como estalactitas y estalagmitas junto a la fauna propia de las espeluncas afloran durante el itinerario por Santo Tomás, clasificada entre las joyas de la espeleología en la isla. La atractiva gruta, preferida también por el turismo nacional, atesora valiosas obras de arte rupestre, conservadas en sus amplios salones interiores.

Santo Tomás resulta una de las grutas más famosas de la localidad de Viñales, bautizada como la capital del carso insular por sus llamativas cavidades, entre las que sobresale igualmente Geda, prominente reservorio paleontológico. La cueva del indio, surcada por el río San Vicente, es otro de los espacios turísticos del lugar, a unos 160 kilómetros al oeste de La Habana.

Via | Radio HC
Foto | Bedin Cuba