Si tenemos la posibilidad de conocer este maravilloso país, no podemos dejar de conocer la deliciosa cocina cubana. Su gastronomía es una combinación de las cocinas españolas, africanas y caribeñas. Los españoles trajeron a la isla algunas legumbres, el arroz, el ganado vacuno y algunas frutas como las naranjas y limones. Por su parte los africanos trajeron el ñame que es una especie de tubérculo. Y algunas especias y sabores son producto de los países caribeños.

disfrutadelagastronomia.jpg

En la isla ya existían el maíz, el quimbombó, la yuca y la batata, entre otros tubérculos. La mezcla de estas influencias han hecho de la cocina cubana algo único. Hoy en día muchos de sus platos están compuestos por arroz, frijoles, maíz, yuca, carne de cerdo, plátanos y otras frutas tropicales. Aparte de la carne también se consume mucho pescado y el que más se destaca es el pargo, además de langostas, camarones y otros tipos de mariscos.

El plato nacional de Cuba es el ajíaco criollo que es una sopa de viandas, agregando vegetales y carnes como la de cerdo o de otros tipos. Otros platos típicos cubanos son el lechón asado, la yuca con mojo, tostones ó chatinos, carne con papas, chicharrones de cerdo, moros y cristianos, congrí oriental y picadillo a la criolla, entre otros. Uno de los postres mas pedidos es el guenguel y entre las bebidas se destaca la cerveza, el ron y el daiquiri.

Si hacemos una recorrida por algunos restaurantes cubanos vamos a poder encontrar también los platos afro-cubanos que mantienen todavía el nombre africano. Unos de estos platos tradicionales es el congri que puede ser preparado de dos formas distintas, una es arroz con judías rojas que se lo llama congo, o arroz con judías negras que se lo llama moros y cristianos. Otros platos son el picadillo a la habanera y la zambrilla que se prepara con rodajas de plátanos fritas. Existen muchos platos diferentes pero sea cual sea la comida que vayamos a probar seguramente nos quedaremos con ganas de comer más.