La Palma Real, símbolo de Cuba

palmareal.jpg

La Palma Real es sin dudas un símbolo de este país y generalmente pueden verse agrupadas o solitarias en cualquier parte del país, en las montañas, bosques, o mezclada en otros ecosistemas. No es necesario alejarse mucho de las ciudades para poder contemplarlas, ya que muchas veces se las puede ver en parques y avenidas, o hasta en los jardines de algunas casas.

Además de su belleza, tiene mucha utilidad, ya que de ella se aprovechan todas sus partes. No en vano es el árbol nacional de Cuba y aparece en el escudo de la República, con la inspiración del poeta Miguel Teurbe Tolón y con las ideas recibidas de Narciso López para la Bandera Nacional.

La Palma Real cubana (Roystonea regia), es conocida en otros idiomas como “royal palm”, “koningspalm”, “palmier royal”, y no sólo posee importantes valores botánicos, ya que ha producido “una positiva y profunda impronta” en la sociedad cubana, según el especialista Onaney Muñoz, que decía en su artículo “Homenaje a la Palma Real”, en el número 1/2002 de la revista Flora y Fauna, probablemente uno de los últimos trabajos antes de morir prematuramente.

No resulta extraño encontrarse obras paisajistas de pintores contemporáneos cubanos como el matancero Vladimir Iglesias Geraldo, con su obra “De donde crece la palma”, óleo sobre lienzo. Y recientemente en el Hotel Occidental Miramar, en Ciudad de La Habana, se expuso la obra “La Palma Real en lo real mavilloso”. Por eso quien refleje el paisaje del campo cubano no puede evadir ese árbol, uno de los más comunes y abundantes en el país. En tiempos pasados, actuales y en el futuro, la Palma Real seguirá siendo un símbolo del campo cubano.

Via | Cubarte
Foto | Cubarte