El Salto del Caburní, un atractivo de la isla cubana

Uno de los senderos más seductores de Cuba es el que conduce al Salto del Caburní, con aguas que se deslizan por una ladera de más de 60 metros de altura, en el centro-sur de esta central provincia. Ese reservorio ecológico es el sitio predilecto de los turistas que visitan el Gran Parque Natural Topes de Collantes, situado en el grupo montañoso Guamuhaya o Sierra del Escambray.

Cuando se accede a este lugar, a más de 800 metros sobre el nivel del mar, se disfruta de una hermosa vegetación donde encuentra su hábitat el tocororo, ave nacional, con los mismos colores de la bandera cubana, azul, rojo y blanco. En las laderas cubiertas por diversas plantas silvestres crece la flor nacional: la Mariposa. A la vista ascienden helechos arborescentes, orquídeas, algarrobos, cedros, caobas, magnolias y tecas.

Las bellezas del entorno se combinan con un microclima que beneficia el hábitat de más de 100 tipos de aves, entre estas 45 % de las especies endémicas del país. Crecen unas 20 clases de pinos, 12 de eucaliptos y más de 100 plantas ornamentales que adornan el paisaje con sus flores todo el año. Entre las ramas de los árboles, en las palmas reales, habitan las cotorras, el tocororo, el negrito, el gavilán, el carpintero churroso y el catey, conocido como perico.

Se reproducen el venado cola blanca y el puerco jíbaro junto a codornices, jutías, moluscos, insectos, arañas y murciélagos. Desde diversos puntos del parque se divisa la villa de Trinidad, declarada por la Unesco Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1988 y que en 2014 cumplirá 500 años de fundada por los españoles.

Via | Prensa Latina
Foto | Opciones